viernes, marzo 23, 2007

Caperucita



Nueva versión de caperucita, parece que a la editorial le gusta más esta.

13 comentarios:

lore y rorro dijo...

¿Que pasará con el lobo?

roger olmos dijo...

Pues que tendrá que ir al paro me temo...

Sam dijo...

El triste mundo editorial supongo...

aitana dijo...

ooooohhhh.... no pasa nada: dile al lobo que venga a hacer carreras conmigo...

Gustavo Aimar dijo...

Coincido un poco bastante con Sam... igual está buena esta Caperucita, pero la enterior lo tenía todo, en fin. Saludo Roger!

roger olmos dijo...

Hola a todos, me encantaría que los de la editorial leyesen esto. Coincido con vosotros, a mi tambien me gusta más la otra.

Vicente Cruz dijo...

No lo entiendo. Esta también está bien, pero es que la otra empiezas a mirarla y se te va la pinza montándote una historia entre caperucita y el lobo...
En fin.

Leicia (alter ego) dijo...

ei!, pero ¿es una en lugar de la otra? Me gustan ambas pero si me dan a elegir me quedo mil veces con la otra!
Qué pena.

Bueno, os dejo mis saludos, hace mucho que no me pegaba una vuelta por aquí!

autogirando dijo...

hijo mío!!! tiene mucha mas miga la del lobaco, mas ambiente (psicologicamente hablando) etc, etc...,

aquí desde Cantabria hemos hecho nuestro primer currillo pa tu ciudad, son un mapa aereo del Parque Tibidabo y unos portafotos.....en nuestro blog, o cuando vayas al parque, lo puedes ver

un saludo
PD: pobre lobo...

costi-k dijo...

Bueno, quizás en esta nueva versión los editores han visto los dos personajes en uno, no? Las manos de capericita no tienen algo de las garras del lobo? Quizás sólo me ha parecido.
De todas formas, concuerdo con la mayoría, me quedo con el escenario encantado de la primera.

Liliana C. dijo...

Aix... a mí esta caperucita me parece algo maligna. Me gustaba más la otra ilustración.

eZeQuIeL RuiZ dijo...

Exelente como quedo esa caperusita !!

Sistermoon dijo...

Me encanta, siempre se la pone como un ser inocente (me incluyo en el saco, mis caperucitas son buenas...), y esta le de un giro a la historia